Imaxe

Hepatotoxicidade en herboristerías

Advertisements
Aparte

O mol como unidade de cantidade de substancia

Resultado de imagen de avogadro take my number

Post do blog da Facultade de Ciencia e Tecnoloxía da Universidade do País Vasco:

“4/10/1971: el mol como unidad de sustancia

El 4 de octubre de 1971, se adoptó el mol –unidad con que la se mide la cantidad de sustancia– como medida química, y se añadió a las seis unidades básicas del Sistema Internacional de Unidades (SI).

Comptes Rendus des Séances de la quatorzième CGPM (Paris, 4-8 octobre 1971), pág. 78

La decisión se tomó en la 14e Conférence Générale des Poids et Mesures (CGPM), que es es el órgano de decisión de la Convención del Metro y tiene a su cargo tomar decisiones en materia de metrología y en particular, en lo que concierne al SI.

En la imagen anterior, extraída del informe de la CGPM de 1971, dice:

La Decimocuarta Conferencia General de Pesos y Medidas,

TENIENDO EN CUENTA las opiniones de la Unión Internacional de Física Pura y Aplicada, de la Unión Internacional de Química Pura y Aplicada y de la Organización Internacional de Normalización sobre la necesidad definir una unidad de cantidad de materia,

DECIDE

  1. El mol es la cantidad de sustancia de un sistema conteniendo tantas entidades elementales como átomos hay en 0,012 kilogramos de carbono 12; su símbolo es «mol».
  2. Cuando se emplea el mol, las entidades elementales deben especificarse y pueden ser átomos, moléculas, iones, electrones, otras partículas o agrupaciones especificadas de tales partículas.
  3. El mol es una unidad de base del Sistema Internacional de Unidades.

Por cierto, el 23 de octubre, se celebra el Día del Mol

Las siete unidades básicas del SI y la interdependencia de sus definiciones.

Metáfora sobre pseudociencia

Le este texto. Trátase dunha metáfora sobre a pseudociencia publicada no  periódico “The Guardian”. Extraemos a tradución do blog “La ciencia es bella“.

“Una metáfora futbolística sobre pseudociencias

 Muy interesante la metáfora publicada en The Guardian, que me permito traducir para compartirla con vosotros.
Escenario: Un científico (C) está en la barra de un bar. Pide dos bebidas y una bolsa de patatas fritas y se sienta. Está solo, pero es evidente que espera a alguien. Entra un desconocido (D). Se sienta en la mesa del científico sin ser invitado. Se desarrolla la siguiente conversación:
dialogo
C: Hola, ¿quiere algo?
D: ¿Ha estado en Manchester?
C: ¿Cómo dice?
D: He oído que le decía al camarero que ha vuelto de Manchester.
C: Ah, eso, sí. Acabo de volver de una conferencia.
D: Dijo algo sobre fútbol.
C: Así es, sí. El viaje de vuelta fue una auténtica pesadilla. Parece ser que había un partido que provocó un atasco impresionante.
D: ¿Sabe usted quién es el mejor equipo de fútbol de la zona de Manchester?
C: Bueno, no soy precisamente un apasionado del fútbol, pero por lo que sé, diría que el Manchester United.
D: Se equivoca, abra los ojos.
C: Perdón, ¿cómo dice?
D: El mejor equipo de fútbol de Manchester son los PP.
C: ¿Los qué?
D: ¡Los PP! Los Plough and Potato, un brillante equipo de la Liga de los domingos del Plough and Potato, un pub de las afueras.
C: Vale. ¿Y es el mejor equipo de Manchester?
D: Sí, probablemente el mejor del país.
C: Lo siento, pero lo dudo mucho.
D: ¿Me está llamando mentiroso?
C: ¿Qué? No, no, sólo digo que basándome en las evidencias disponibles, lo que afirma es casi con total seguridad erróneo.
D: ¡Entonces dice que miento!
C: No, lo que digo es que está equivocado, que no es lo mismo. Usted puede creer lo que afirma y sin embargo estar equivocado.
D: ¿Cómo está tan seguro de que estoy equivocado?
C: Bueno, usted dice que un equipo de aficionados entusiastas, que al parecer beben regularmente, son mejores en un deporte que un equipo de atletas profesionales que cobran millones por practicarlo. Según la lógica y la racionalidad eso no es así.
D: Podría traerle a una docena de personas que afirman que los del PP son mejores que los del Manchester United.
C: Probablemente podría encontrar diez mil personas que dirían lo contrario.
D: Esos no cuentan, porque son personas de mente cerrada que creen ciegamente en lo que les dicen. La que importa es la gente dispuesta a revelar la verdad sobre el caso.
C: ¿Qué está diciendo? Las cosas no funcionan así.
D: ¿Cómo funcionan entonces? ¿Cree que lo sabe todo? Usted no lo sabe todo.
C: No digo que lo sepa todo, por supuesto, pero no saberlo todo no quiere decir no saber nada, y puedo asegurar que lo que afirma es absurdo.
D: ¿Ah, sí? Si se enfrentara el Manchester United con el PP ¿quién ganaría?
C: El Manchester.
D: ¿Y si jugaran 10 partidos?
C: Seguiría ganando el Manchester.
D: De acuerdo, ¿y si jugaran 500 partidos?
C: Seguiría ganando el Manchester la mayoría de las veces.
D: ¿La mayoría?
C: Bueno, si juegan una serie de 500 partidos, creo que hay una probabilidad de que el PP pudiera colar una victoria.
D: ¡Exactamente! Podría vencer al Manchester, así que es mejor. Lo acaba de admitir.
C: En absoluto. Esa victoria sería una casualidad, y el Manchester aún ganaría más del 99,5% de las veces, por lo que es, obviamente, mejor equipo.
D: Entonces, listillo, dígame una cosa: si se enfrentaran mañana, ¿quién cree que ganaría?
C: El Manchester. ¿Cómo tengo que decirlo?
D: Bueno, si está tan seguro, a los 53 minutos y 17 segundos, ¿en el campo de qué equipo estaría el balón?
C: No sé, pero probablemente cerca de la portería del PP.
D: ¡Pero no lo sabe!
C: No, no sé dónde estaría la pelota en ese preciso instante.
D: ¡Exacto! Usted dice que ganarían 500 partidos, pero ni siquiera puede saber dónde estará la pelota en un único partido, por lo que sus predicciones no tienen sentido.
C: Eso es completamente absurdo y no tiene nada que ver. Y por cierto, ¿quién es usted? ¿qué es lo que quiere?
D: Y además ¡el PP ha jugado más partidos que el Manchester!
C: ¿Y eso qué importa? La tele de mi abuela es anterior a la mía, pero la mía tiene sonido envolvente y la de ella es en blanco y negro. ¿Diría usted que la suya es mejor?
D: ¡El Plough and Potato ha tenido un equipo de fútbol desde la época romana, por lo que deben ser mejores que los equipos modernos!
C: Bueno, eso es sin duda un disparate.
D: ¿Por qué?
C: Porque la época romana es anterior al fútbol. Y en este país no existían entonces las patatas.
D: Oh, ya veo. Usted es un pelele.
C: ¿Cómo?
D: Un cómplice. Un peón de los grandes del fútbol. Pagan mucho por difundir mentiras y desinformación acerca de otros equipos de fútbol, por lo que la gente sigue apoyando a los grandes y gasta dinero en ellos.
C: ¿Por qué iba nadie a hacer algo así?
D: Tienen miedo de los menos conocidos, los equipos alternativos que juegan al fútbol de forma auténtica. Si los conocieran más personas, los grandes perderían el apoyo.
C: Me sorprendería que los directivos del Manchester sepan que existe el PP, mucho más que conspiren para suprimirlo.
D: ¡Pero es obvio! En el Manchester y los demás grandes hay gente que gana mucho dinero, y no quieren arriesgarse a perderlo.
C: No estoy diciendo que no sean unos cabrones sin escrúpulos, probablemente lo son. Pero tienen que demostrar lo que son con resultados concretos. Sin ellos no pueden presumir ante la afición de ser grandes equipos y conseguir de ella las grandes sumas que necesitan.
D: Seguramente no lo entiende porque no ha visto el viejo pergamino de la pared de la Plough and Potato que dice que el pub tendrá el mejor equipo de fútbol del país. Lo puso un antiguo propietario hace décadas.
C: Ya. ¿Se da cuenta de que algo escrito en un documento antiguo no es tan válido como las evidencias del mundo real?
D: ¿El mundo real? Bueno, el PP tuvo un antiguo jugador del Manchester en el equipo, y dijo que era el mejor equipo en el que jamás había jugado. Está claro que sabía de lo que hablaba, no se puede negar.
C: Vale. Y las opiniones de todos los jugadores del Manchester que no han dicho eso deben ser ignoradas porque… ¿por qué?
D: Escuche, tengo 5 amigos que jurarían por su vida que vieron a un jugador del PP marcar el mejor gol de la historia. ¿Se atreve a argumentar contra pruebas como esa?
C: Le creo, pero eso no quiere decir nada. Eso es sólo una anécdota, y probablemente hay personas en todo el país que asegurarían lo mismo de alguien de su equipo favorito. Pero a menos que tengamos pruebas de vídeo de todos estos goles y las comparemos y analicemos, no podemos confiar en esos testimonios.
D: ¡Pero el PP tiene cientos de hinchas que dicen que es el mejor equipo!
C: Sí, pero… un momento, cuando dije que podía encontrar miles de aficionados del Manchester contestó que se trata de gente de mente cerrada, y ahora ¿cientos de fans son una prueba válida? ¿Hay un algún tipo de partidarios que cuenta como válido, o simplemente improvisa?
D: ¡Deje de atacar mis creencias! ¡Soy un hincha del PP de toda la vida! ¡El PP corre por mis venas!
C: En serio, ¿no se da cuenta de lo ridículo que suena diciendo eso?
D: ¡Estoy harto de gente como usted, que le dice a la gente lo que es admisible y lo que no, que trata de aplastar a aquellos que no comulgan con las grandes empresas, obsesionada con la gente de a pie que amenaza su posición!
C: ¿Que yo hago qué? Usted empezó esta conversación, yo estaba a lo mío, esperando a un amigo.
D: Estoy harto de la opresión de la gente como usted. ¿Sabe qué voy a hacer? Voy a ir a los medios de comunicación, a todos los programas de fútbol para que cada vez que hablen del primero de la liga me cedan el mismo tiempo para que pueda decir por qué las estadísticas de la liga están equivocadas y que el PP debe estar en lo más alto.
C: Mucha suerte.
[Aclaración: La conversación es ficción, pero si sustituye fútbol con cualquier tema que no está avalado por la ciencia, es muy probable que una conversación similar haya ocurrido, y vaya a ocurrir, muchas veces].”