Os microscopios de van Leeuwenhoek

O seguinte artigo foi extraído da web da revista “Investigación y Ciencia“:

¿Cuántos microscopios originales de Leeuwenhoek existen?

Antonie van Leeuwenhoek (1632-1723) fue un comerciante de telas holandés aficionado a tallar lentes, pero ha pasado a los libros de historia como el padre de la microbiología, por sus excepcionales observaciones del mundo microbiano a través de unos sencillos microscopios que él mismo se construía. Sus descripciones sobre la maravillosa vida microscópica que se esconde en una gota de agua fueron recibidas al principio con escepticismo por muchos científicos de la época, incluso de la prestigiosa Royal Society londinense. Leeuwenhoek fue la primera persona que vio bacterias.

En realidad Leeuwenhoek no inventó el microscopio. Probablemente fue otro holandés Zacharias Janssen (1588-1638) quien construyó el primer microscopio compuesto de dos lentes, que consistía en un simple tubo de unos 25 cm de longitud y 9 cm de ancho con una lente convexa en cada extremo. Estos microscopios eran en realidad una lupa capaz de conseguir unos pocos aumentos.

Microscopio de JanssenMicroscopio de Jenssen.

El inglés Robert Hooke (1635-1703), contemporáneo de Leeuwenhoek, publicó en 1665 el libro Micrographía, donde describía las observaciones que había llevado a cabo con un microscopio compuesto diseñado por él mismo de unos 30 aumentos. Este libro contiene por primera vez la palabra célula. Hooke descubrió las células observando en su microscopio una lámina de corcho, dándose cuenta de que estaba formada por pequeñas cavidades poliédricas que recordaban a las celdillas de un panal.

Microscopio de Hooke

Microscopio de Hooke (dibujo original del propio Hooke).

Sin embrago, el microscopio de Leeuwenhoek era distinto. Consistía en una pequeña lente biconvexa montada sobre una placa de latón, que se sostenía muy cerca del ojo. Las muestras se montaban sobre la cabeza de un alfiler que se podía desplazar mediante unos tornillos que permitían enfocar. En realidad el microscopio de Leeuwenhoek era una simple lupa, pero de exquisita calidad, con la que podía alcanzar hasta 200 aumentos.

Microscopio de Leeuwenhoek

Microscopio de Leeuwenhoek (copia).

Leeuwenhoek descubrió por primera vez lo que él llamaría “animálculos“, y que en realidad hoy sabemos que son protozoos y bacterias. Fue el primero en ver los glóbulos rojos y los espermatozoides. Sus dibujos de bacterias publicados en 1684 son de una excelente calidad y nos permiten reconocer varios tipos de bacterias frecuentes: bacilos, cocos, grupos de cocos, etc.

Dibujos de Leeuwenhoek

Dibujos originales de Leeuwenhoek.

Se calcula que cuando Leeuwenhoek murió había unos 500 ejemplares de sus microscopios, que él y solo él construyó (1). Sin embargo, hasta hace poco se pensaba que hoy en día solo quedaban 8 ejemplares que se consideran auténticos (copias de los originales hay muchas, pero auténticos solo 8, … y quizás un par más, como veremos más adelante): seis de ellos son de latón y dos de plata, y tienen entre 68 y 266 aumentos. Siete de ellos están en museos y uno en una colección privada. En 2009 salió a subasta en la famosa galería Chisties’s un microscopio de Leeuwenhoek original de plata que se vendió por 321.237,50 libras. Sin embargo, este microscopio está en paradero desconocido.

Los 10 microscopios de Leeuwenhoek

Los 10 microscopios originales de Leeuwenhoek, según referencia (1). Existe un microscopio en el museo Royal Antwerp Zoological Society, pero según Brian J. Ford se trata de una copia antigua (2).

Leeuwenhoek fue muy celoso con sus microscopios. No compartió con nadie su forma de pulir o tallar las lentes y no dejó ninguna indicación sobre sus métodos de fabricación. Probablemente destruyó muchos de sus microscopios. Nunca vendió ninguno. La ciencia tardó casi 200 años en volver a desarrollar una técnica equivalente. Se cree que regaló dos a la Reina María II de Inglaterra, pero nunca se han encontrado dichos microscopios. A su muerte, legó 26 microscopios a la Royal Society que nunca fueron utilizados y que, un siglo más tarde, se habían perdido, probablemente en un incendio.

El misterio del microscopio encontrado en el lodo

Pero, ¿hay más microscopios de Leeuwenhoek por ahí fuera? Según Brian J. Ford, uno de los mayores expertos del mundo en el tema, en los últimos meses han aparecido dos más (2). Uno de ellos, todavía en estudio, ha aparecido para su venta de nuevo en la galería Christie’s. El otro tiene una historia todavía más curiosa. En diciembre de 2014 aparece para la venta en eBay un lote por 99 dólares de algunos “utensilios médicos” y un par de monedas viejas encontrados en los lodos de los canales de Delft (ciudad holandesa de donde era original Leeuwenhoek). En los años 80 se drenaron y limpiaron los canales y todo el barro y el lodo acabó en unos parques. Algunos coleccionistas amateurs se dedican a tamizar los lodos y buscar piezas antiguas. Entre las piezas aparece un utensilio que bien podría tratarse de un microscopio como los de Leeuwenhoek. Un coleccionista español se hace con el lote por un precio final de 1500 euros. Los análisis que ha llevado a cabo Brian J. Ford (3) en el laboratorio Cavendish de la Universidad de Cambridge demuestran que este microscopio encontrado en los lodos de Delft es indistinguible de los originales.

Utensilios médicos de los lodos de Delft

Fotografía de los “utensilios médicos” y monedas viejas encontrados en los lodos de los canales de Delft y subastados en eBay. En el centro se observa el microscopio de Leeuwenhoek, cuya placa había sido rotada 90 grados. Referencia (2).

Por tanto, de aquellos 500 parece que solo han llegado a nuestros días 10. El último encontrado entre el barro y los lodos de los canales de Delft. Mucha gente tira al río o a los canales cosas que le sobran, unas monedas, unas llaves… quizá hace unos cientos de años fue el propio Antonie van Leeuwenhoek quien se deshizo de algunos de sus microscopios. Quizás ahora comience una auténtica “fiebre del oro” entre los coleccionistas para encontrar nuevas reliquias del padre de la microbiología.

Lo que vio Antonie van Leeuwenhoek a través de su microscopio. Vídeo (2:02) realizado por Lesley A. Robertson con una replica del microscopio de Leeuwenhoek.

(1) van Leeuwenhoek microscopes-where are they now? Robertson, L.A. 2015. FEMS Microbiology Letters, 362 (9): fnv056. doi: 10.1093/femsle/fnv056.

(2) Deepening mystery of the disappearing microscope. Brian J. Ford. 2015. Laboratory News (February).

(3) The mystery of the microsocope in mud. Brian J. Ford. 2015. Nature 521: 423.

Artículos relacionados

Advertisements

Deixa unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s